C ON S U L T A _ M É D I C A _ INTEGRAL

Adriana Marcela Sánchez Otero
Salud Integral Matrística / Terapia Coramai ©

Médica Cirujana Universidad Nacional

Vivir desde el Corazón: Sentir y Crear Vínculos Amorosos, Cuidado Mutuo, Reciprocidad, Salud Integral, Escucha Interior, Presencia, Vivencia, Conciencia Corporal y Sabiduría.

lunes, 24 de mayo de 2010

SALUD EN EL TIEMPO MENSTRUAL

La menstruación es el resultado del balance hormonal en nuestro cuerpo en sincronía con ritmos cósmicos. Así como la Luna tiene una ciclicidad, nuestros cuerpos de mujer también la tienen.

En general no debería ser causante de síntomas y aún menos de consultas al médico un proceso tan natural como la vida misma, sin embargo más del 50% de las mujeres experimentan síntomas en etapa premenstrual e incluso durante la menstruación.

Se ha denominado Sindrome de Tensión Premenstrual (SPM) a un grupo de síntomas que aparecen progresivamente o en simultaneo en la etapa que antecede la descarga de sangre. Estos síntomas incluyen dolor en el vientre y las mamas, inflamación abdominal y en las piernas, alteraciones del sueño y del estado de ánimo entre otros. Su presencia va en aumento en nuestra “moderna“ sociedad donde la pausa en el ritmo y el ritmo personal casi no tienen cabida.

Se ha detectado que su presencia se relaciona con una inadecuada alimentación y algunos especialistas –como la Doctora C. Northrup- incluso van más allá asegurando que a más de alimentación y situaciones de estrés, el exceso de actividad física externa y el poco tiempo que cada mujer se dedica a si misma son aspectos detonantes e incluso magnificantes del SPM.

Las creencias negativas en torno a la menstruación hacen que la misma sea vista como una enfermedad y que las mujeres sean discriminadas durante esa etapa, discriminación/ maldición promovida por la mayoría de tradiciones religiosas patriarcales; sin embargo, la etapa menstrual es un momento decisivo en cada mujer, donde la reflexión y la renovación son la pauta. Es un tiempo para cuidarse y darle pausa al ritmo de la vida.
Todo el tabú en torno a un proceso tan natural es una estrategia poderosa para opacar el poder femenino y fomentar la pérdida de autoestima en las mujeres.

Vivir con SPM no tiene que ser la constante, muchas mujeres ya se han acostumbrado a tener síntomas, síntomas que realmente son mensajes para que esas mujeres hagan cambios significativos en sus vidas y en la percepción que tienen sobre sus cuerpos y la expresión de su sangre menstrual y mejoren la relación consigo mismas y con la naturaleza.

Vivir con SPM es esconder nuestras necesidades, no permitirnos vivir nuestro propio ritmo, es ir en contravía de los ritmos cósmicos, es pagar un precio muy alto por nada.

Los cambios que experimentamos esos días son la expresión de la fuerza vital renovadora que cada una contiene en su vientre y que la conecta con todas las mujeres menstruantes.  La menstruación es una maravillosa  forma de sanarnos.

RECOMENDACIONES PARA  PREVENIR SPM
*Valora el privilegio de ser mujer y la posibilidad de renovación que tenemos cada mes.
*Comprende que la menstruación es sangre valiosa que nutre la vida y no es “basura” como nos han hecho creer.
*Escucha tu cuerpo y sus señales. Date el permiso de la pausa y dedica tiempo para ti. Realiza un registro de tu ciclo menstrual.
*Disminuye la ingesta de azúcares refinados, carnes rojas, sal, cafeína, alcohol, lácteos, frutas cítricas y papa que estimulan la acumulación de líquido y la contractura del útero.
*Aumentar la ingesta de frutas, verduras, cereales, fuentes de omega 3 y agua.
*Realizar ejercicio en forma regular y actividades de relajación.
*Evita uso de tampones que al contener  rayón -material superabsorbente- promueven la formación de dioxinas y modifican el ambiente natural de la vagina.
*Comparte abiertamente con tu pareja sobre tus sentimientos y cambios durante esos días.
*Apóyate en los círculos de mujeres, encuentros en los cuales se retoman valores ancestrales sobre la menstruación, los ritos de transición y todo lo concerniente a lo femenino.
*Dale las gracias a tu sistema hormonal que equilibrado regula tu ciclo menstrual y permite tu renovación mes a mes.
*Agradece a tu menstruación. Agradece el privilegio de ser mujer.

Si quieres más información al respecto
http://losagradofemenino.blogspot.com/    o comunícate conmigo.

2 comentarios:

  1. que buen tema cambio todo lo malo que pensaba sobre esta sangre que en verdad da vida y lo entiendo mas aun ahora que tengo mi segundo embarazo gracias...

    ResponderEliminar
  2. Chicas, que opinan sobre la endometriosis y los dolores menstruales? cómo se trata esta enfermedad desde el punto de vista de estar en sintonía con la luna?

    ResponderEliminar