C ON S U L T A _ M É D I C A _ INTEGRAL

Adriana Marcela Sánchez Otero
Salud Integral Matrística / Terapia Coramai ©

Médica Cirujana Universidad Nacional

Vivir desde el Corazón: Sentir y Crear Vínculos Amorosos, Cuidado Mutuo, Reciprocidad, Salud Integral, Escucha Interior, Presencia, Vivencia, Conciencia Corporal y Sabiduría.

miércoles, 15 de enero de 2014

Voz del Cuerpo, del Corazón, del Alma...

“El Cuerpo  Grita cuando se ignoran las necesidades del Alma”

Vivimos  cada día tratando de suplir  nuestras necesidades, algunas son básicas como el alimento,  el vestido, el techo  y otras no tanto  porque  son más deseos que reales necesidades. La tendencia consumista actual ha fomentado  confusión  en  la suplencia de las necesidades básicas y las que no lo son, en relación con la complacencia del deseo  y  su  necesidad de  inmediatez.

Nuestro cuerpo  tiene  sus necesidades y  su  no satisfacción  puede desencadenar  procesos mórbidos. Por ejemplo, la necesidad de líquido  y  alimento  ha de ser suplida en forma adecuada y oportuna pues la deshidratación y la desnutrición son promotoras de enfermedad.  El no saber discernir  entre un alimento  propicio y  otro que no  lo es o  privilegiar una dieta  con abundantes comestibles  industrializados sobre  alimentos naturales puede desencadenar  patologías como  la avitaminosis,  la obesidad, el cáncer.

A nivel físico  se expresa aquello que no  hemos manifestado  emocional,  mental  o espiritualmente. Por ello  es importante  escuchar nuestro cuerpo, darle espacio a su  Voz; escucharle en el susurro o el leve quejido,  no  ignorar los síntomas de desequilibrio  y así no llegar  al  estruendoso  grito  de la enfermedad.

Ser  saludable y  vivir feliz  es parte  importante del bienestar y requiere una escucha multivocal.

Escuchar nuestro cuerpo, escuchar sus  múltiples  voces, emanadas de cada órgano, de cada célula, del Alma misma, esencia  vital del Ser que Somos. La vida así  puede  expresar bellas armonías o enfermizos desacordes.

Ser conscientes de la importancia de  la satisfacción de las necesidades  verdaderas, no confundirlas con deseos y buscar  trascenderlas,  hace que aumentemos  la habilidad de elegir lo que realmente necesitamos. Y eso  no  solo  con respecto a las necesidades del cuerpo  sino  con las del corazón  e incluso  con las del Alma. Tenemos  necesidades en diferentes niveles y  prioridades, discernir sobre las mismas y aplicar la libertad de elección,  nos permite pasar del Yo necesito  al  Yo prefiero y desde ahí  nutrir el Alma.

Desde lo biológico  tenemos unas necesidades a suplir para el cuerpo, desde lo emocional y mental también. Como seres en continua observación y cuido hemos de procurar espacios propicios donde podamos escuchar nuestras voces y las voces de otros, voces de Cuerpos, voces de Corazones, voces de Almas y así  propender por Sanos vínculos y relacionamientos, libertad en la expresión del Ser en cada Uno,  comprender y asumir  nuestras responsabilidades y derechos, tejer sociedad solidaria y saludable, vivir en plenitud.

Qué necesita entonces el Alma?
Que vivamos desde sus cualidades, con coherencia, alineados cuerpo, mente y corazón.
Que vivamos con Libertad, Dignidad, Veracidad,  Responsabilidad, Serenidad. Que  Vivamos desde el  Amor,  que nos conduce a todas las otras.  Desde un  Amor  “rizómico”(1), continuamente en  expansión horizontal, en una  maravillosa danza de horizontalidad de corazones.

Sin embargo actualmente como  humanidad no escuchamos su  voz, su canto y  vivimos estas cualidades del Alma como  necesidades, como carencia, como ausencia.

Cuando  trascendamos  dichas necesidades y  las  vivamos como realmente son, solo entonces, estaremos realmente  Viviendo  desde el Corazón,  Viviendo una Nueva Humanidad.

Seres Humanos compartiendo quienes somos y escuchando  la Voz del Alma porque hemos escuchado la Voz del Corazón a través de nuestros cuerpos  y vínculos con toda la Gente con la que  cohabitamos este hermoso planeta.

Seres Humanos que a través de  nuestras voces y roles, Danzamos al Amor, Danzamos a la Vida, Cocreando  Humanidad. Por eso mi Labor, por eso mi Voz, por eso Mi canto (2):

 “Escrito está en el Cuerpo, Fluir lo dejaré.
Escrito está en Mi  Cuerpo, Lo  liberaré.
Suelto con  mi  Voz, Suelto con  mi  Rol
Suelto con  mi Danza, Suelto con  Amor…”

(1)   Rizomas   tallos subterráneos que crecen  horizontalmente,  con múltiples  yemas de donde surgen  raíces y  brotes. Cada año renovando  una parte de sí y en virtud a su forma de crecimiento, abarcan  un gran  territorio.
(2)    Escrito está en el  Cuerpo. Cantos de Luna.  © 2013 

No hay comentarios:

Publicar un comentario